Lo que debes evitar cuando viajas en un avión

Lo que debes evitar cuando viajas en un avión

No te comportes de manera irreverente en un avión, hay comportamientos que debes evitar cuando viajas en un avión. A continuación te hacemos algunas recomendaciones.

Mantén las normas de educación dentro del avión

Las elementales normas de educación deben ser aplicadas en cualquier lugar del mundo. Pero cuando viajas dentro de un avión debes evitar incumplir las normas de convivencia y respeto hacia los demás.

Cuando busques el asiento que te han asignado con anterioridad, fíjate bien que es el que corresponde al número indicado en el ticket.

La mayoría de viajeros desean viajar al lado de sus familiares o amigos, pero al momento de escoger asientos no han podido conseguir números consecutivos.

Posiblemente alguien te pida cambiar de lugar y si está dentro de tus posibilidades, es un favor que se agradece. Pero si alguna circunstancia te impide hacerlo, hazle saber de manera educada que no puedes hacer tal cambio por el motivo que sea.

No olvides tener buenos modales y lo que debes evitar cuando viajas en un avión

También debes tener en cuenta que quitarte los zapatos o los calcetines en un avión, es un comportamiento muy inadecuado. Esta costumbre fastidia no solamente a los que están sentados a tu lado, sino que muchas veces vas a incomodar a todo tu entorno.

Tampoco camines descanso dentro de un avión, porque aparte de un acto de mal gusto, puede ser antihigiénico para ti. Posiblemente han regado comida, bebidas u otras sustancias menos higiénicas y el método de limpieza y desinfección no han sido los óptimos. Por tanto el foco de gérmenes y bacterias allí depositadas están a la orden del día y te puedes hacer acreedor de una infección.

Si eres portador de una larga cabellera, ni se te ocurra extenderla sobre el espaldar de tu asiento, porque seguramente esté llena de suciedad. Este comportamiento ocasionará incomodidad a la persona que está detrás tuyo y ahí se encuentra la bandeja donde depositará su comida o sus dispositivos electrónicos.

Tampoco debes colocar los pies, sobre los reposa-brazos del asiento delantero, ya que esta conducta es bastante grotesca es de muy mala educación.

Respetar al personal de cabina y compañeros de viaje

La tripulación de cabina, pilotos, copilotos y demás empleados están acompañándote para que tu viaje sea lo más placentero posible. Son personas entrenadas para tal fin, conocedoras de su trabajo y deben ser tratados con el respeto que se merecen.

Cuando se presenten retrasos en los vuelos o cambios de horarios en despegues, mantén la calma. Debes evitar culpar a estas personas, porque las decisiones de última hora no dependen de ellos cuando viajas en un avión.

Antes del despegar el avión o al momento de hacerlo, el personal o auxiliar de vuelo hacen unas recomendaciones. Mediante demostraciones imparten normas de seguridad para que los pasajeros las tengan en cuenta en caso de una emergencia.

Por eso es importante que tú les prestes atención, porque te están dando instrucciones sobre algo importante para tu seguridad. Por otra parte tú debes demostrar que el trabajo de ellos es tan respetable e importante y por tanto merecen respeto.

Cuando escojas tu película o música favorita, usa audífonos. Es muy impertinente pretender que otros escuchen o vean lo que solamente a ti te interesa, ten empatía con el resto de viajeros.

También te puede interesar: ¿Qué responder en INMIGRACIÓN al viajar a España? | Evita que te denieguen la entrada

Evitar malos modales con el personal de tripulación, es lo que debes hacer cuando viajas en un avión

A la hora de requerir un servicio por parte del personal de un avión, solicítalo con respeto y educación. No chasquees los dedos para llamarlos y ni se te ocurra empujarlos o tratarlos con palabras soeces. Tampoco les insinúes planes o citas para después del vuelo ya que esta conducta refleja una grave falta de respeto.

Si te encuentras con un pasajero que no sabe manejar sus emociones, es agresivo y se exalta fácilmente ante cualquier situación, procura evitarle e ignórale. Este tipo de situaciones debes evitar cuando viajas en un avión.

Pero si eres tú el que acostumbras pelearte con tu pareja, familiares o cualquier extraño y no puedes controlar tu mal carácter, ten mucho cuidado. Tener un mal comportamiento a la hora de abordar un vuelo es causal suficiente para que te prohíban viajar.

Así mismo, debes tener precaución al momento de pedir un servicio a los auxiliares de vuelo. No es buena idea estar pulsando muchas veces el timbre para requerir un servicio, a menos que sea de carácter urgente. Ten en cuenta que los auxiliares tienen que atender muchas veces hasta 300 pasajeros.

Cumple las señales de seguridad que te indican

Al momento del despegue los auxiliares de cabina anuncian que se deben apagar todos los dispositivos electrónicos. Incluso hay vuelos que no permiten ni siquiera que se pongan en modo avión.

Esta norma no la inventaron para fastidiar a los pasajeros, sino que se requiere proteger los aparatos electrónicos del avión de interferencias electromagnéticas. También se hace necesario proteger a los pilotos y controladores del tráfico aéreo de los molestos ruidos que todo aparato electrónico ocasiona.

Así mismo evita las interferencias por las cuales se pueden perder los mensajes de alerta a los pilotos, como: señales de tormenta, turbulencia o cualquier otro fenómeno.

Sé prudente de no levantarte nunca de tu asiento cuando el capitán anuncia turbulencias. Inmediatamente se enciende la luz del cinturón de seguridad que indica que lo debes abrochar de manera urgente.

Tampoco te levantes cuando el avión inicie el aterrizaje. Solamente lo podrás hacer una vez el avión se detenga completamente y te indiquen que te puedes desabrochar el cinturón.

El desalojo del avión lo dirigen los auxiliares de vuelo. Lo hacen primero con los pasajeros de adelante y luego los de atrás; por tanto no te impacientes y espera tu turno.

Ten en cuenta las normas de higiene

Una de las normas prohibitivas dentro de un avión es la de NO FUMAR. Esto lo debes evitar cuando viajas en un avión.

Con ésta práctica pones en una situación de riesgo de incendio a la aeronave. Además es perjudicial para los demás pasajeros, porque se pueden obstruir las válvulas de presurización del avión. Por otra parte, el fumar en un espacio tan cerrado, afecta la salud de los demás pasajeros, tanto adultos como niños.

Tampoco se te ocurra encerrarte en el baño a fumar, ya que por esta práctica te pueden detener una vez estés en tierra.

Si ha caído algún alimento sobre la mesa de la bandeja no lo comas. Tú ignoras el grado de esterilización que hacen los encargados de limpiar antes del vuelo. Muchas personas las usan hasta para cambiar los pañales a los bebés, por lo tanto imagina la cantidad de gérmenes que podrían estar viajando contigo.

No es recomendable usar mantas y almohadas que suministran durante el viaje. A veces son utilizadas por personas para envolver los pies o para soportar los estornudos y son un albergue perfecto de plagas y bacterias.

Por lo tanto, te recomendamos llevar tu propia manta y tu propia almohada, así evitarás lidiar con enfermedades una vez llegues a tu destino.

Antes de abandonar el avión, asegúrate de no haber dejado basura como: papel higiénico, toallitas de papel, etc. Las papeleras se cierran automáticamente y cualquier cosa que quede en la superficie es un riesgo de incendio. Deja el lugar tan limpio como lo has recibido.

Otras normas de convivencia, para tener en cuenta y evitar molestias cuando viajas en avión

Las manifestaciones de cariño en exceso, es una norma indicativa y demandable porque «atenta contra la decencia pública». Por lo tanto deja estas prácticas para cuando estés lejos del avión.

Si estás pasado de kilos y el espacio de un asiento no es suficiente para acomodarte, será necesario pagar por otro asiento. En esta forma puedes ocupar dos espacios y no incomodas a nadie.

No cierres el ventilador de aire sobre tu asiento, porque estos son necesarios para refrescarte y a la vez eliminan los gérmenes en el aire. En caso de sentir frío, es mejor que te arropes muy bien.

Por la ansiedad del viaje, seguramente necesites tomarte un par de copitas de vino u otra bebida antes de abordar. Ten mucho cuidado de no embriagarte, porque si estás pasado de tragos lo más seguro es que no te dejen abordar.

Si llegas a beber hasta embriagarte dentro del avión, las Autoridades de aviación contemplan en su normativa que «Los actos de embriaguez en un avión enfrentan una multa económica que ronda los 6.000 euros y hasta dos años de cárcel».

Las cabinas presurizadas implican menos cantidad de oxígeno y puede ser que te marees más fácilmente debido a que los niveles de tolerancia al alcohol cambian.

Más bien mantente hidratado, porque los aviones en vuelo tienen poca humedad y lo recomendable es beber agua cada 20 minutos.

No hagas bromas fuera de lugar. Si te parece chistoso comentar dentro de un avión en voz alta que eres portador de una bomba, ten mucho cuidado. Una insinuación de ésta naturaleza es más seria de lo que crees, te pueden detener y lógicamente ya no podrás viajar.

Puedes seguir leyendo: Normas para viajar con mascota en un avión

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *