Normas para viajar con mascota en un avión

Normas para viajar con mascota en un avión

Te vas de vacaciones y quieres saber si puedes viajar con tu mascota en un avión. Aquí encontrarás la guía para que disfrutes tu viaje con tu amigo fiel.

¿Puedo llevar mi mascota si voy a viajar en avión?

El desplazamiento de mascotas es mejor hacerlo en avión y se considera de vital importancia siempre y cuando se rijan bajo ciertos parámetros.

Algunas aerolíneas ofrecen transportar las mascotas en cabina, pero no todos los aviones están habilitados para el caso. Es importante consultar con antelación en cada aerolínea y la posibilidad de viajar en cabina junto con el dueño.

En las aerolíneas que sí lo permiten, la mascota deberá viajar en el avión acompañada del dueño o de una persona adulta responsable. Este acompañamiento debe hacerse durante todo el desplazamiento.

Se permite que el movimiento de los animales se haga en un medio de transporte separado al del dueño. Este desplazamiento se hace si ocurre en un plazo no superior a cinco días respecto al movimiento del dueño/responsable.

El pasaporte para la mascota

Este documento es requerido en la mayoría de países de la UE y permite el desplazamiento de la mascota por todos los países pertenecientes.

Si tienes un pasaporte emitido antes del 29 de diciembre de 2014, este aún es valedero.
Pasada esa fecha, es imprescindible tramitarle al animal un pasaporte, en el que incluya, por motivos de seguridad, tiras laminadas para cubrir cierta información del pasaporte.

El pasaporte nuevo tiene una página adicional para registrar los detalles del veterinario que lo expide en el país de origen. Es una forma muy segura para que tu mascota pueda viajar en un avión.

Este documento añade en el apartado de vacunas contra la rabia la mención “válido desde” que permite a los dueños ver claramente a partir de cuándo el pasaporte es válido para viajar y simplifica el proceso de comprobación.

El objetivo principal del pasaporte para animales es poder controlar las vacunas que necesite la mascota, primordialmente la de la rabia.

En países como Irlanda, Finlandia, Malta, Suecia y Reino Unido, aparte de la vacuna antirrábica, la mascota deberá estar tratada contra el parásito echinococcus.

Cómo puede viajar la mascota en la cabina del avión

La mascota debe ir viajar en un trasportín homologado para avión y debe cumplir con todos los requisitos exigidos por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

El tipo de trasportín homologado debe estar fabricado de un material resistente: plástico rígido, madera o metal. Los perros de gran tamaño y agresivos, es recomendable que viajen en los elaborados en madera o metal.

En cambio si la mascota es de tamaño pequeño, pueden viajar cómodamente en el avión dentro de un trasportín de plástico. En cualquiera de los casos, el aparato debe tener un fondo liso e impermeable para que no haya escape de residuos ni líquidos ni sólidos.

Debe contar con una buena seguridad para que la mascota no tenga la posibilidad de escaparse durante el trayecto. Esto acarrearía serios inconvenientes tanto para el animal como para la seguridad del mismo avión.

La ventilación debe ser la adecuada, mínimo que cubra el 16% del total área del trasportín, con rejillas que pueden ir en metal o plástico.

Las puertas deben tener precintos de seguridad para su cierre, con un material que no genere ruido y que sea resistente a mordeduras.

El tamaño de este aparato varía de acuerdo a la normativa de la aerolínea por la que viaja. Sin embargo debe tener el tamaño para que el perro pueda estar cómodo tanto de pie como sentado.
Estas características se deben ajustar también a la raza del animal.

Cuando la persona que va a viajar con la mascota haya comprado el ticket de avión, debe avisar de inmediato a la compañía aérea. Esto con el fin de que la empresa le asigne un puesto al animal, ya que el cupo por vuelo es limitado.

Te puede interesar: 10 cosas que NO debes hacer en ESPAÑA | Ten una visita tranquila

Qué requisitos exigen para que la mascota pueda viajar en avión

Para viajar con una mascota a la Unión Europea, es necesario cumplir ciertos requisitos. Estos se aplican a cada país de esta lista: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania y Suecia.

Debe informarse sobre la normativa que establece cada aerolínea. En la mayoría de los casos es necesario pagar un billete de avión para la mascota que generalmente requiere una aprobación especial. Además, se debe pagar un recargo por transporte de animales domésticos en cada trayecto.

Para entrar a cualquier país de la UE todo animal debe contar con su respectiva documentación, incluido un microchip o tatuaje. Este distintivo se debe haber hecho antes del 3 de julio del 2011 y su estado debe estar legible.

El chip cuyo tamaño es de un grano de arroz, debe ser colocado en el lomo del animal. Este proceso se hace con una jeringa, sin anestesia previa y la duración de la implantación no dura más de 10 minutos.

A la colocación del pequeño aparato, deben expedir un certificado donde indique el nombre y apellido del propietario de la mascota. Así mismo debe estar anotado el número de chip y una tarjeta personal donde estén registrados los datos del animal.

La identificación de la mascota es un requisito obligatorio para que el animal pueda viajar dentro de un avión. La edad mínima debe estar entre 8 y 10 semanas de vida.

Para que la mascota viaje liviana, se aconseja que no se le de de comer 4 horas antes de abordar el vuelo. Esto con el fin de evitar una indigestión y por ende el estrés o ansiedad que el viaje le puede ocasionar.

Por qué debe estar vacunada contra la rabia

La rabia es una enfermedad muy peligrosa, no solo porque está en vilo la vida del animal, sino la de cualquier ser humano.

Esta enfermedad la produce un virus que afecta a los animales de sangre caliente y puede contagiar a una persona, a través de una mordedura. Así mismo su contagio puede ser por medio directamente de la saliva del animal infectado en piel no intacta o mucosas.

La enfermedad se desarrolla de manera muy rápida, afectando el sistema nervioso central y puede inducir a la muerte rápidamente si no se trata de manera urgente e inmediata.

Por eso toda mascota o animal que no tenga el esquema de vacunación que rige la ley, no será admitido en un avión. Esto pone en riesgo no solamente a la persona que acompaña la mascota, sino a toda la tripulación y demás pasajeros que viajan.

Se debe vacunar al menos 21 días antes del viaje, porque así lo indica la Comisión Europea. Pasado este tiempo, entra en validez dicha vacuna.

Cabe recordar, que cuando se realice la vacunación contra la rabia, se debe llevar el certificado de colocación del microchip. En el comprobante de la vacuna deberá estar anotado el número de microchip para garantizar que el animal es el mismo que aparece en el certificado.

Cuál es la edad mínima para que una mascota pueda viajar

Si procede de un país sin riesgo de rabia, la edad mínima de una mascota para viajar en un avión es de 15 semanas, dentro de la UE o países listados en el anexo II del Reglamento de la UE.

La mascota debe estar vacunada contra la rabia al menos 12 semanas antes. En esta forma su inoculación será eficaz y posteriormente se deberá esperar al menos 21 días, para establecer la inmunidad y poder viajar.

Algunos países de la UE aceptan animales con menos de 12 semanas sin vacunar contra la rabia. Es importante aclararlo con la aerolínea por la cual el animal viajará con su dueño.

Si procede de un país fuera de la UE con riesgo de rabia y que no esté dentro de la lista del anexo II, la edad mínima sería de 7 meses.

En este caso el animal necesitaría además de la vacuna contra la rabia, un test serológico tomado en un laboratorio autorizado para determinar sus anticuerpos de rabia.

Este procedimiento debe hacerse al menos 30 días después de aplicada la vacuna frente a la rabia. El animal podrá estar autorizado a viajar pasados 3 meses desde la fecha de extracción de la muestra de sangre.

En cualquier caso, países como España no otorga excepciones, ni autoriza la entrada de perros, gatos y hurones sin estar vacunados.

No obstante, para animales que viajan para participar en concursos, exposiciones, actividad deportiva o un entrenamiento para dichas actividades, hay excepciones en su tamaño. Esto lo indicarán en las normativas de la aerolínea y el país al cual se viaja.

La mascota deberá viajar con un certificado de salud

El certificado de salud debe ser expedido por un veterinario autorizado del país de origen. Deberá indicar el número de microchip, detalles de la vacuna antirrábica, estado de salud de la mascota.

Esta valoración médica debe hacerse máximo 10 días antes de llegar al destino y con tiempo para oficializar el trámite ante las autoridades competentes.

Puedes seguir leyendo: España otorga residencia a inmigrantes irregulares que estudien

El documento de certificación tiene una validez máxima de 10 días. Por eso es importante hacer este trámite teniendo en cuenta la fecha de caducidad y el día del viaje con la mascota.

Igualmente se tiene que registrar el domicilio a donde llegará la mascota, incluso si es un hotel u hospedaje en un Airbnb o casa particular.

Cabe advertir que cuando se viaje con una mascota, se debe prevenir y calcular el tiempo de llegada al aeropuerto. No se puede calcular los imprevistos que puedan presentarse durante el trayecto para poder hacer el chequeo con tranquilidad, tanto del animal como de su dueño.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *