Mujer peruana detenida en Aeropuerto de España

No es usual que una mujer emprenda un viaje en las condiciones que esta peruana lo hizo y lo que tuvo que afrontar en el Aeropuerto de España.

Esta es la historia de una mujer a la que llamaremos Marta, para proteger su identidad, quien emprendió un viaje de turismo desde su ciudad natal, Lima (Perú) porque deseaba realizar el viaje de sus sueños que era el de conocer Roma, Ciudad del Vaticano, Venecia y otros famosos destinos italianos.

Pero todo lo que había planeado que sería la realización de un sueño, se le convierte en la peor pesadilla de su vida.

Control en el aeropuerto de España

Marta abordó un vuelo desde la ciudad de Lima con destino al Aeropuerto de Roma-Fiumicino, haciendo escala por 2 horas en el aeropuerto internacional Adolfo Suárez de Madrid-España.

Al llegar al aeropuerto de Madrid, el funcionario de inmigración encargado de realizar los controles de seguridad, le pidió los documentos. Marta presentó el pasaporte, la confirmación de hospedaje, tickets de avión y demás documentos de rigor.

Sin embargo, al agente de inmigración le llamó la atención que su viaje fuera solamente por 7 días. Cuando le preguntó capciosamente quién le había comprado los tickets, ella respondió que una amiga que conocía desde su infancia. Se los había regalado porque este año cumpliría sus 40 años.

Por otra parte, cuando una persona realiza un viaje con estas características, generalmente lo hace a través de tours programados y dirigidos por agencias de viajes especializados y no de la manera individual como lo estaba haciendo Marta.

No obstante ese gesto de generosidad por parte de su amiga tenía una condición. Debía entregar una remesa a un amigo suyo, que la estaría esperando en Roma, su destino final. Según relató más adelante Marta, el supuesto conocido de su amiga estaría pendiente de llamarla para reclamar lo enviado por la generosa amiga.

Al indagar por la persona que la abordaría en el aeropuerto, ella contestó que no la conocía. De manera ingenua, Marta les dice a los funcionarios que lleva unos abrigos que su amiga le recomendó entregar a la persona que la llamaría.

Pero el sueño para esta mujer peruana muy pronto se va desvaneciendo, cuando le informan en inmigración de España que debían pasar a otra sala. Tenía que someter su equipaje a una revisión y efectuarle a ella una indagatoria más exhaustiva.

Te puede interesar: VISA de TURISMO Estados Unidos ¿Qué se responde en la entrevista? 2024

Lo que realmente contiene la maleta

Efectivamente al abrir la maleta, se encontraron con varios abrigos de mujer. A primera vista parecía no tener ninguna relevancia porque era temporada invernal. Pero que al sacar el equipaje para su revisión, notaron que algo no estaba muy normal en esos abrigos.

Tenían un volumen que no era para ese tipo de prenda e inmediatamente contactaron con un encargado de revisiones de sustancias prohibidas.

La mujer indicó que ella ignoraba lo que contenía la maleta porque su amiga se encargo de empacarle lo que, según ella, iba a necesitar.

Fue conducida un lugar donde la pasaron por el detector de supuestos elementos en el cuerpo, pero allí no tenía nada comprometedor.

Sorpresa para la mujer peruana en aeropuerto de España

La sorpresa para esta incauta mujer fue de proporciones mayores. Según relató a los funcionarios, hacía algún tiempo no veía a su amiga porque vivía en otra ciudad. Unos días antes, su amiga la contactó por medio de un conocido y le dijo que se acordaba que ella cumpliría muy pronto años y que por qué no lo celebraban juntas ya que ella también estaba de cumpleaños.

Se reunieron en un sitio muy exclusivo de Lima y cenaron con otras personas. Más tarde estuvieron reunidos en una supuesta residencia de su amiga y le impactó mucho los lujos que ostentaba dicha residencia.

La mujer le indicó a Marta que ella era una próspera empresaria de ropa exclusiva para mujer de una marca muy conocida. Le dijo que tenía negocios en varios países de Europa y que si quería trabajar con ella podría contratarla para atender uno de los puntos de venta, ya que Marta es profesional en administración de empresas.

Deslumbrada por todo lo que le contaba su amiga, Marta aceptó inmediatamente pero la otra le dijo que la siguiente semana tenía un viaje a España y que hablarían cuando regresara.

Presa fácil en las redes de una trampa

Al siguiente día la cito en una de sus supuestas tiendas. Miraron algunas prendas y su amiga se despidió de la empleada de la tienda diciéndole que más tarde regresaba. Con este gesto Marta dio por hecho que su amiga era lo que realmente le afirmó la noche anterior.

Sin embargo días después llamó a Marta y le propuso que por qué no la acompañaba en su próximo viaje y que ese sería su regalo de cumpleaños, que ella asumía absolutamente todos sus gastos.

Marta no contaba con su pasaporte, porque nunca había tenido la oportunidad de realizar un viaje internacional. Su amiga le indicó que ella se encargaba de tramitárselo porque tenía contactos en el consulado y en 3 días podía obtenerlo.

Organización del viaje

Una vez obtuvo su pasaporte, el ticket de avión y demás requisitos, vio que su sueño de conocer Italia se hacía realidad. Emocionada comenzó a organizar todo lo que le implicaba un viaje de estas proporciones.

Como no contaba con la experiencia de lo que debía empacar, llamó a su amiga para que le indicara lo que necesitaba. Su amiga le dijo que no se preocupara, que alistara solamente los artículos personales y de aseo. Ella se encargaba de la ropa, ya que tenía en sus puntos de venta lo que podía necesitar y con gusto se la regalaba.

Así fue como su amiga empacó presuntamente todo lo que Marta necesitaba para su viaje y además le regaló dos maletas grandes y muy elegantes.

Un día antes del viaje, su amiga le informó a Marta que no podían viajar juntas porque se le había presentado un inconveniente en la empresa que tenía que solucionarlo personalmente y por lo tanto ella tenía que viajar sola.

El pasaje de avión tenía escala en Madrid y de ahí hacía la conexión con Roma (Lima-Madrid y Madrid-Roma) por lo que el tránsito en Madrid era de dos horas para abordar su vuelo al destino final.

Aprovecharía entonces para enviarle un regalo a la esposa de un amigo quien la recogería en el aeropuerto de Madrid y juntos tomarían el vuelo a Roma y la guiaría en esa ciudad.

No confiar en amigos ni extraños

La historia de esta mujer deja una reflexión muy profunda. No se debe confiar en personas desconocidas, ni aún del circulo de amigos o familiares que no se conoce lo que hacen o no está muy claro a qué se dedican ni en qué trabajan.

Puedes seguir leyendo: Historia de una exitosa mujer latina en España

Se debe ser cautos a la hora de recibir dádivas, ofrecimientos o regalos generosos sin ninguna justificación. Como dice el popular refrán «de eso tan bueno no dan tanto».

Tal y como le sucedió a esta ingenua mujer peruana en un aeropuerto de España, quien arruinó su vida por confiar demasiado.

Quien se hace cargo de transportar en la maleta algo prohibido, se hace directamente responsable de su contenido. No hay excusa valedera de que ignoraba su contenido o que fue un engaño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *