Colombiana con contrabando en aeropuerto de España

Los controles de seguridad en inmigración de España y cualquier país del mundo, es quizá el paso más tenso para un viajero, ya que pueden rastrear desde lo prohibido hasta lo inusual catalogado como contrabando.

En circunstancias normales y si no transportas nada que la ley de ese país te lo impida, no tienes por qué tener miedo. Aunque muchas personas creen que lo único importante para los agentes aduaneros es impedir el transporte de sustancias prohibidas, pero no es así.

Embarque en origen

La historia que vamos a relatar en esta oportunidad, la protagoniza Andrea, una colombiana que arribó a la ciudad de Madrid el pasado mes de junio en un viaje por turismo y con las expectativas de un fructífero viaje de placer y negocios al mismo tiempo.

El embarque lo realizó desde la ciudad de Bogotá, Colombia, sin ningún contratiempo y cumpliendo con cada uno de los requisitos. Realizó el check-in y su correspondiente facturación de maleta, lo cual todo estaba aparentemente en orden.

Igualmente el paso por emigración también lo hizo de manera tranquila, segura de que contaba con absolutamente todos los requisitos que se requieren para poder viajar a España en calidad de turista.

Revisión de equipajes en inmigración España para controlar contrabando

Tras un vuelo de casi 10 horas, Andrea por fin escucha el anuncio del piloto, que están pronto por aterrizar en la ciudad de Madrid. Fue así como la emoción embargo a esta mujer, que esperaba con ansias la llegada al destino.

Vio por fin la realización del viaje que recordaría toda su vida y aprovecharía al máximo todos los momentos para disfrutar.

Te puede interesar: ⚠️ Hostelería española no encuentra camareros ⚠️ ¿POR QUÉ?

Sin embargo Andrea no contaba con un pequeño detalle a la hora de registrarse para pasar por inmigración. El funcionario encargado del control, aparte de solicitarle la documentación de rigor, le increpó la razón por la que traía 2 maletas grandes, para un viaje de turismo.

Inmediatamente fue trasladada a una sala en donde le solicitaban que abriese su equipaje, una inspección que se suele hacer frecuentemente. La mujer protestó que por qué le hacían esto si ella no llevaba nada prohibido, solamente sus pertenencias y ropa.

Lo prohibido en el paso por inmigración

El funcionario le insistió que la ley española le permitía requisar el equipaje de un extranjero que pretendía ingresar a su territorio. Además estaba cumpliendo con su deber de resguardar las fronteras de su país.

No muy convencida Andrea procedió a abrir la primera maleta y en ella había un numero de bolsos nuevos que ocupaba toda la valija.

Al abrir la segunda maleta, nuevamente el funcionario de inmigración se sorprendió por la cantidad de bolsos que llevaba la pasajera. Le indagó su procedencia, a lo que respondió que ella misma los elaboraba de manera artesanal en su casa.

Ella se definió como una mujer emprendedora, muy inquieta y le gusta realizar labores manuales. Cuenta con una máquina que le favorece la elaboración de esos bolsos artesanales.

Ella ignoraba que cuando un viajero pretende ingresar a España con determinada cantidad de artículos se considera contrabando.

Registro ante Agencia Tributaria de España

El funcionario le preguntó a la mujer que si contaba con la factura de esos bolsos para que pudieran ingresar legalmente a España.

La colombiana le respondió que no tenía factura, ya que los elaboraba ella misma y que pretendía venderlos al menudeo o montar una tienda en un futuro.

El agente aduanero le indicó que esa cantidad de mercancía no podía ingresar a España de esa manera, ya que eso es considerado contrabando. Para poderlos ingresar deberían estar respaldando el transporte y su procedencia de países extracomunitarios a través de un documento para que la Agencia Tributaria pudiera evaluar dicha mercancía.

Si una mercancía es de marca y supera la franquicia de 400 euros, procedente de países extracomunitarios, no tendría problema de ingresar, pero la valoración de la mercancía depende de la Agencia Tributaria, le aseguro el funcionario.

En esas circunstancias, Andrea tendría que pagar los correspondientes impuestos a la Agencia Tributaria o hacer un DUA a la aduana, es decir el Documento Único Administrativo imprescindible para operaciones de exportación e importación de mercancía fuera de la Unión Europea.

Qué pasa con la mercancía no declarada

Andrea ignoraba que transportar determinado número de artículos fuera de la U.E., debía tener un aval por parte de la Agencia Tributaria de España, de lo contrario se tipifica como contrabando. También ignoraba que no era permitido el ingreso de la cantidad de bolsos que ella traía en su equipaje sin el pago de impuestos.

Sin embargo los funcionarios de la Aduana le indicaron que en ese caso tendrían que quedar depositados en la Agencia Tributaria para su evaluación, pero la mujer se negó rotundamente a dejarlos allí.

El caso de esta mujer pasó a instancias superiores, ya que al negarse a dejar los bolsos en custodia a la Agencia Tributaria para el aval y posterior pago de impuestos, las autoridades tendrían que tomar medidas más estrictas.

La mujer consideraba que no estaba transportando nada ilegal y aseguró que no dejaba nada en depósito y su mercancía se quedaba con ella.

No obstante los funcionarios hicieron el requerimiento a la mujer de manera muy amable. Le indicaron que de no ser posible que la mercancía entrara en custodia, ellos tendrían que tomar medidas más drásticas. Aseguraron que se podía proceder a la destrucción de la mercancía e incluso hasta la denegación de entrada de la viajera.

Aseguraron que la Ley de España es muy clara con respecto al ingreso de contrabando a su territorio.

Cómo se debe tramitar el transporte de mercancías a España

Lo establecido en la Ley tributaria española, tiene bien definida la procedencia de los artículos que vienen de los países pertenecientes a la Unión Europea y los que se transportan desde países extracomunitarios. Para cada uno de los casos la tramitología aduanera es diferente.

Para los artículos procedentes de países no comunitarios se deben tener en cuenta las siguientes pautas:
Deberá contar con un certificado de origen en donde acredite formalmente la procedencia de la mercancía para poder efectuar el pago de aranceles.

Así mismo es necesaria una Factura Comercial expedida por la empresa que distribuye el producto. En este documento deben estar registrados los datos del comprador, las características y precio del producto, así como las condiciones de la transacción.

Por otra parte es necesario contar con una lista de los productos que se importarán. Este documento, denominado Packaging List debe contener la descripción del tipo de mercancía, cantidad en unidades, peso y volumen de los artículos adquiridos.

Si la mercancía es transportada a través de una comercializadora, el transportista deberá portar un Conocimiento de Embarque quien ha formalizado el pago al comprador. En esta forma las empresas transportadoras no tendrán ningún inconveniente a la hora de entregar la mercancía.

Pago de impuestos y aranceles

Los valores a pagar dependen del tipo de producto y los pactos que hagan los vendedores con los compradores en el proceso de importación, los gastos y riesgos que se asumen, que en tal caso contaría con un seguro para proteger la mercancía.

Por otra parte los aranceles determinan los costos que se tienen que pagar como transporte ferroviario o aduanas, entre otros.

Si se trata de exportar un producto de España hay que tener en cuenta el pago del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Generalmente es de un 21%, pero dependiendo del tipo de mercancía, puede ser que lleven asociado un IVA reducido del 10% o superreducido, del 4%.

Puedes seguir leyendo: ESTE ES EL PUEBLO MAS BONITO DE ESPAÑA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *